¡Adiós pañal,
HOLA ROPA INTERIOR!

Llegó la hora de ir al baño solito, todos los padres y sus peques pasan por ello y no tiene por qué ser una época de miedos y lágrimas. Basta con prepararse frente a algún que otro charquito y mucha colada para poco tiempo después, ¡celebrar que hay deposiciones en el orinal!

¿Cuál es el mejor momento para empezar?

Es muy importante que tu hijo esté listo para dejar de usar pañales. Si no lo está, el proceso podría ser muy estresante para los padres y para el niño. Como sucede con cualquier hito del desarrollo, solo se podrá alcanzar cuando el niño esté listo. Para evitar añadir presión, puede que prefieras esperar un tiempo si has dado a luz a otro bebé, te has mudado o tu hijo ha empezado a ir a la guardería hace poco. Si fuera posible, sería buena idea empezar cuando haga buen tiempo. Así tu hijo podrá llevar menos ropa de lo normal y quizá quiera ir sin pañales. Puede que los primeros días el niño no te avise con demasiado tiempo cuando tenga ganas de usar el orinal así que hacer la operación pañal en verano facilita el proceso.

Sin presiones

No intentes hacer que deje el pañal a una edad concreta. Poner metas temporales puede crearos estrés innecesario a ti y a tu hijo.

Si tu hijo muestra dos o más de las siguientes señales, puede que quiera empezar a decirle adiós al pañal.

1

Tu hijo tiene el pañal seco durante dos horas o durante las siestas.

2

Te avisa cuando tiene que ir al baño.

3

Imita tu comportamiento y te sigue al baño.

4

Da señales de independencia haciendo las cosas solito.

5

Pide que le cambies y le disgusta la sensación de humedad.

DAR EL PRIMER PASO

A menudo viene bien quedarse en casa los primeros días de la operación pañal, te lo pondrá más fácil para poder limpiar algún que otro accidente. Para empezar, familiariza al niño con el orinal, deja que lo lleve consigo durante el día e involucra al orinal en los juegos. Incluso puedes dejarle leer un libro o jugar sentado en el orinal con la ropa puesta. Al principio, ten el orinal a mano durante las actividades cotidianas pero una vez el niño adquiera el hábito de usarlo, el orinal puede quedarse en el baño. La rutina es clave en este proceso. En vez de esperar a que tu hijo te diga cuándo tiene que ir, podrías intentar sentar al niño en el orinal a intervalos regulares de tiempo durante el día y especialmente después de las comidas para que se vayan haciendo a la idea. Pregúntale a menudo a tu hijo si quiere usar el orinal, pero asegúrate de que no le agobias preguntando demasiado y busca señales en el comportamiento de tu hijo que puedan indicar que tiene que usar el orinal.

Prepárate para los baches:

Prepárate para que haya algún accidente que otro incluso cuando pienses que ya lo tienes todo controlado. Lleva una muda contigo y usa siempre pañales de aprendizaje, especialmente para viajes largos cuando estéis fuera de casa. Si sigue habiendo muchos accidentes, sigue tus instintos y deja que tu hijo te guíe. Quizá puedas dar un paso atrás. Recuerda celebrar los éxitos y alimentar la confianza de tu hijo si hay algún accidente.

¿QUÉ PASA POR LA NOCHE?

Practicar para dejar de usar el pañal durante el día no quiere decir que vaya a aprender a prescindir de él por la noche automáticamente. Tu hijo podría tardar hasta dos años en conseguir mantenerse completamente seco por la noche. Sigue usando pañales al principio y luego pasa a los pañales de aprendizaje. Pon a tu hijo en el orinal justo antes de irse a la cama y nada más despertarse. Aun así, puede que quieras invertir en una sábana bajera ajustable impermeable para proteger el colchón de posibles accidentes.

¡Haciendo que la operación adiós al pañal sea divertida!

Una tabla de logros por ir aprendiendo a usar el orinal es una forma ideal de recompensar a tu hijo y contribuir a que entienda el proceso de la operación pañal. Usa pegatinas y colócalas en la tabla o incluso decora con ellas el orinal después de cada éxito. Juega a que sus juguetes favoritos usan el orinal para enseñarle cómo funciona y eliminar los miedos que pueda tener. Leer un cuento que tenga que ver con el orinal podría despertar el interés de tu hijo. Lo más importante es que te relajes, mantengas la calma e intentes disfrutar de esta nueva etapa con tu hijo. Con el tiempo, tu hijo lo conseguirá y esos tiempos en los que usaba pañal se convertirán muy pronto en un recuerdo feliz.

ELIGE & COMBINA

PREMIADOS ARTÍCULOS
ESENCIALES PARA EL APRENDIZAJE

pañales de aprendizaje

¡El paso perfecto de los pañales hacia la ropa interior de niño/a mayor!

ORINAL

Ligero y portátil para un alcance rápido sin problemas

TABURETE INFANTIL

Taburete resistente para aquellos lugares difíciles de alcanzar

PROTECTOR DE COLCHÓN

2 en 1 sábana impermeable para proteger de pequeños accidentes

reductor para la taza del W.C.

Asiento de entrenamiento para ayudar a facilitar el cambio del orinal al inodoro

Hay unas cuantas características importantes que deberías tener en cuenta a la hora de elegir productos adecuados para enseñar a tu hijo a usar el orinal. Asegúrate de que los productos sean fáciles de limpiar ya que lo vas a tener que hacer a menudo y comprueba que sean sólidos y tengan superficies antideslizantes para garantizar que las condiciones de seguridad son óptimas para tu hijo.

A diferencia de lo que ocurre los con pañales ordinarios, tu hijo podrá subirse y bajarse los pañales de aprendizaje y eso le ayudará a sentirse mayor de verdad. Los pañales de aprendizaje reutilizables retienen esos pequeños accidentes y evitan que se moje la ropa exterior, los calcetines y los zapatos. Sin embargo, al contrario que los pañales de aprendizaje desechables, no aíslan la humedad de la piel. Utilizar pañales de aprendizaje es un instrumento fundamental para aprender a usar el orinal porque el niño notará la diferencia entre húmedo y seco.

Contact Us

¿Necesitas ayuda?

Por favor, rellena el formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.

Bambino Mio Ltd

12 Staveley Way,

Brixworth,

Northampton

NN6 9EU

UK