DISFRUTA AL MÁXIMO NADANDO CON NUESTROS MEJORES CONSEJOS

Que tu bebé empiece a tener contacto con la natación cuando todavía sea pequeño puede ser muy beneficioso para ti y, lo que es todavía más importante, para tu bebé. Nadar puede ser importante para crear vínculos, para desarrollar su confianza y fortalecer el corazón y los pulmones de tu bebé. Creemos que es fundamental que conozcas todos los consejos, trucos y hechos para que puedas disfrutar desde el primer momento.

ELIGE EL PAÑAL BAÑADOR ADECUADO

Estate preparado para la piscina y el mar con nuestros premiados pañales bañador reutilizables. ¡Diseñados para proporcionar contención en el agua y ahorrar espacio en la maleta!

BENEFICIOS DE LOS PAÑALES BAÑADOR

Usa este pañal como alternativa a un pañal bañador desechable. ¡No es necesario un pañal adicional!

Proporciona una máxima protección con cintura ajustable y a prueba de fugas en las piernas.

Disponible desde 0 - 2+ años en una gama de diseños súper adorables para tu pequeño chapoteador.

ELIGE & COMBINA

PREMIADOS ACCESORIOS ESENCIALES PARA NATACIÓN Cambiador impermeable que se dobla & enrolla, fácil de sacudir y se enrolla en segundos.
pañal bañador

El accesorio perfecto para los pequeños culitos playeros.

camiseta bañador

Protección UPF50+ ideal para el sol, la arena y el agua

gorro de playa

Diseño reversible y protección UPF50+ para zonas propensas a quemaduras

cambiador para natación

Cambiador impermeable que se dobla & enrolla, fácil de sacudir y se enrolla en segundos.

bolsa impermeable

Allá a donde vayas, llévate la bolsa impermeable para transportar ropa mojada, bañadores & más

¿CUÁNDO ES BUEN MOMENTO PARA EMPEZAR?

Las directrices sanitarias dicen que puedes llevar a tu bebé a nadar en cualquier momento, tanto antes como después de ser vacunado. Puede que tu hijo tenga algo de fiebre o irritación en los días posteriores a la vacuna, por lo que deberías esperar hasta que se sienta mejor. Para más información, visita la página web del SNS o consultalo con tu pediatra.

SACANDO EL MEJOR PARTIDO

Haz que se acostumbre al agua: el vaivén del agua, sonidos, colores y salpicaduras serán muy similares al ambiente de la piscina. Esto ayudará a su desarrollo sensorial y a preparar a tu pequeño para el nuevo entorno en el que todos sus sentidos estén funcionando al mismo tiempo.

PREPARA TU BOLSA DE NATACIÓN
MANTENIENDO AL BEBÉ CALENTITO

Si tenías pensado ir a nadar, pero tu bebé ha tenido síntomas de resfriado o de gripe o ha estado malo del estómago, pospón los planes de ir a nadar hasta que los síntomas hayan desaparecido durante al menos 48 horas. Puesto que los bebés tienden a perder calor más rápido que los adultos, es importante que mantengas a tu bebé calentito mientras está en la piscina, así que empieza con sesiones cortas, metiéndolo en el agua 10 minutos a la vez que le animas a que mueva las piernas y que se mantenga en movimiento. Si te preocupa la temperatura del agua, pídele información a algún monitor de la piscina. Como regla general, se considera una temperatura en torno a los 32 grados es adecuada para los bebés. Si es posible, llévate el poncho del bebé al borde de la piscina, para que puedas ponérselo en cuanto salgáis del agua para reducir la pérdida de calor y mantener a tu pequeño tapado y arropado. El nivel de cloro de algunas piscinas puede irritar la piel del bebé. Si te preocupa, asegúrate de hablar con tu pediatra antes de ir a nadar, especialmente si tu bebé tiene la piel sensible.

Contact Us

¿Necesitas ayuda?

Por favor, rellena el formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.

Bambino Mio Ltd

12 Staveley Way,

Brixworth,

Northampton

NN6 9EU

UK